GEMA ALAVA
HOME · BIO · STATEMENT · RESUME · WORK · PRESS · TELEVISION · WRITING · REVIEWS · COMING UP · CONTACT

ENTREVISTA A GEMA ALAVA
POR
EDUARDO LA PORTE

Para El Correo, Bilbao, 2008

¿Qué supone para ti participar en la NY Motion 1.0?

Me hizo mucha ilusión cuando me invitaron. No sólo por el concepto de la exposición sino por poder exponer con el grupo de artistas que forma parte de la muestra y por contar con el apoyo del Museo del Barrio y del Instituto Cervantes. Algo así te anima mucho a seguir trabajando. El concepto es fantástico: Artistas jóvenes españoles que viven en Nueva York.

Emerging Artist. ¿Es justa esta etiqueta?

Yo siempre pregunto, respecto a esa etiqueta, que de dónde se supone que emergemos. Si emergemos de la nada no es justa, no. Todos los que participamos en NY Motion 1.0 hemos expuesto internacionalmente en museos y galerías y nuestra obra puede encontrarse en colecciones publicas y privadas muy interesantes, pero nos queda muchísimo camino por recorrer. Normalmente se denomina artista emergente al que no está establecido. No sé si este grupo es de artistas establecidos… yo no lo soy.

Del resto de 'colegas' que participan, ¿a cuáles destacarías? 

A Teo y a Ester les conozco desde el principio, cuando estaban empezando, y me hace mucha ilusión ver la evolución de su trabajo y recibir todas sus buenas noticias: Ester acaba de tener una exposición individual en el Reina Sofía. Trabajan mucho, todos trabajamos mucho. Es difícil destacar a un par de artistas del grupo.

¿Cómo valoras la exposición de tu trabajo en esta muestra?

La pieza la eligieron Elvis Fuentes y Paco Cano cuando vinieron al estudio y la crítica esta respondiendo muy positivamente a esa instalación en concreto.

Presentas 'Tell me a lie'. ¿Por qué esa necesidad de mentiras?

Me preguntas sobre la necesidad de contar mentiras y le estas preguntando a una artista que te explique algo sobre una pieza que ha hecho para que sea vista en una pared… Cualquier explicación que te diera sería una mentira. Cuando los artistas hablamos sobre nuestras obras en entrevistas sólo os contamos mentiras, una detrás de la otra. No creo que los títulos o las obras deban explicarse, creo que necesitan tiempo para ser observados o experimentados, y, si no se pueden ver, tiene que ser bien descritos. Las piezas tienen que hablar por ellas mismas. Quedarme callada seria la única verdad que pudiera contarte.

En cuanto a la frase: “Cuéntame una mentira”, tengo la sensación de que continuamente pedimos a la gente que nos cuente mentiras aunque no las denominemos como tales; Preguntamos: “¿Cómo estas?” aun cuando no queramos saber nada de la persona a la que hemos preguntado. Y respondemos que todo va bien aunque la noche anterior se nos haya pasado por la cabeza saltar desde un puente… Nos pasamos la vida entera mintiéndonos los unos a los otros,  a nosotros mismos. La pregunta interesante sería ¿cuándo o cómo se cuentan las verdades?

Muchos de tu trabajos revelan una gran minuciosidad, un gusto por lo minúsculo, por lo delicado, por las texturas como el papel

Creo que, a veces, lo mínimo es lo que más fuerza puede transmitir. Creo que se puede llegar al máximo dándole un buen revés a un mínimo. Muchas veces, sin el mínimo no hay máximo. Me gusta el potencial que tiene las cosas. Me gusta darle la vuelta a lo que puede parecer vulnerable. En esta vida, nada es lo que parece.

¿Hay sinergias, enriquecimiento mutuo, relación, sensación de colectivo entre los artistas españoles residentes en NY?

Yo destacaría la labor que esta haciendo el Consulado General de España en Nueva York. Nos ayudan mucho y publican bimensualmente un boletín donde aparecen todos los movimientos culturales de los españoles en Nueva York. Es muy fácil seguirnos la pista los unos a otros de esta manera.

Y la relación con los hispanos. ¿Existe o son mundos paralelos?

Una de las buenas cosas de Nueva York es que llega un momento en el que dejas de preguntar a la gente de dónde es su acento. Aquí estamos todos en el mismo barco, acabas siendo neoyorquino además de hispano, latino, hispanoamericano o español. Compartimos demasiadas cosas para vivir en mundos paralelos. De hecho, si viajas en el metro de Nueva York, olvídate de la idea de los mundos paralelos.

Ostenta todavía NY la capitalidad cultural. ¿No hay demasiado caos, demasiada oferta, demasiado 'ruido' artístico?

Nueva York, como todos sabemos, no es lo que era, pero aun tiene muchísimas cosas que ofrecer. Yo me quedo.

¿Por qué recomendarías a un artista instalarse en NYC?

Yo no vine directamente a Nueva York, viví tres años en San Francisco antes.  No tenía la energía necesaria que Nueva York requiere si quieres echarle un pulso. A quien le gusten los retos, que se venga para acá. Se aprende mucho.

¿Por qué no se lo recomendarías? 

Si no limitas las cosas que quieres hacer durante el tiempo que estas aquí, te puede entrar dolor de cabeza. Si no limitas la agenda, este ritmo puede acabar contigo.

¿Hay vida después de Nueva York?

Espero que sí…

¿Tu próxima ilusión es?

Exponer el nuevo trabajo que estoy creando ahora en el estudio.

Y la pregunta de la casa, ¿Conoces Bilbao? ¿Te gustaría exponer en esta ciudad?

No lo conozco, no. Por supuesto que me encantaría.

 

 



c) Gema Alava 2008